CCOO y UGT se han movilizado hoy en toda España y en Andalucía bajo el lema ‘Ahora Sí Toca’, para exigirle al Gobierno central que cumpla con sus compromisos y suba el Salario Mínimo Interprofesional, derogue los aspectos más lesivos de la reforma laboral y derogue la reforma del sistema público de pensiones de 2013.

Las acciones se han llevado a cabo cumpliendo estrictamente las medidas establecidas para garantizar la seguridad. En el caso de Sevilla, movilización en la que ha participado la secretaria general de CCOO-A, Nuria López, junto a su homólogo en la provincia, Alfonso Vidán, se ha llevado a cabo una caravana de coches que ha recorrido las calles de la capital hasta concluir en la Glorieta del Cid, donde López Marín y Vidán han atendido a los medios.

En esas declaraciones, los dirigentes han insistido en las reivindicaciones que han motivado estas movilizaciones. “Salir todos juntos sin dejar a nadie atrás era la frase más repetida por el Gobierno central durante la pandemia y por eso nos manifestamos, porque el Gobierno de España no puede dejar atrás, a la primera de cambio, a los trabajadores y trabajadoras que peor lo están pasando”, ha criticado López Marín.

Como ha recordado la secretaria general en su intervención “CCOO y UGT desde el principio hemos arrimado el hombro y hemos apostado por ayudas directas a empresas de este país, y nos sorprende negativamente que el Gobierno de España, a la primera de cambio, deje tirados a los trabajadores y las trabajadoras”. “Salvemos empresas, claro que sí, pero ahora toca salvar a los trabajadores y trabajadoras, ahora toca derogar esa reforma laboral y toca derogar el sistema de pensiones que asfixia el sistema. No vamos a parar de reivindicarlo”, apostilla.

Los dirigentes han reseñado que “muchos trabajadores y trabajadoras han estado en primera línea en la lucha contra el COVID-19 y tienen salarios de miseria y condiciones laborales bastante precarias”, por lo que, -insisten-, en la necesidad de subir el SMI de aquellos colectivos de trabajadores y trabajadoras que no alcanzan el mínimo, de acabar con los aspectos más lesivos de la reforma laboral que impiden que este país crezca, y de garantizar un sistema público de pensiones desde la base de los ingresos y no de los recortes.

Vidán por su parte, ha hecho referencia igualmente a la situación complicada que vive la provincia de Sevilla, con 230.000 personas en paro, “la mitad de ellas sin protección”; una contratación eventual del 95% “que se repite mes tras mes”, y un salario que no llega a los mil euros para el 47% de los trabajadores y trabajadoras sevillanos. Así no se puede salir con solvencia de esta situación de crisis. Por tanto, ahora sí toca acometer las reformas prometidas y hacerlo de manera negociada en el marco del diálogo social”, ha añadido el dirigente.

Entradas recomendadas